martes, 22 de noviembre de 2011

Carta a mi marido

Me llamo Elena, y soy la mujer de un enfermo alcohólico
Nuestra lucha comienza en esta Asociacion tras muchos intentos fallidos, muchos intentos que solo conducian a un consumo mas abusivo del alcohol y con esto todos los desencadenantes. Muchos dias, meses y años
con la incertidumbre de  como seria el futuro. Con frecuencia me paraba a pensarlo. a soñarlo y digo soñarlo, porque eran solo sueños. Deseaba que todo fuese de una manera muy diferente a la que era. Mi mayor sentimiento era angustia, impotencia y desesperacion. Me creia capaz de poder sacar a mi compañero de donde estaba metido, el cargo que me adjudique yo sola me quedaba  bastante grande, ahora me esta claro que ese papel no me correspondia. Tampoco veia en el una enfermedad, tal vez por que en mi caso el alcoholismo era un campo bastante desconocido a pesar de tenerlo tan cerca.
Por otro lado estaban mis dos niños, en los que en su inocencia ya empezaban a darse cuenta de muchas cosas,al principio empezaban a hacer preguntas, luego ya sabian la manera de actuar de su papa y sus caritas eran de resignacion.Estos pequeños no se merecian eso, apenas habian salido al mundo y ya estaban sufriendo las consecuencias del alcohol.
Y como casi todas las historias tienen un bonito final, pues esta es una de ellas, no un final, sino una etapa mas, porque aqui no termina la lucha.
Y ahora quiero dar todo mi agradecimiento a todos los miembros que forman esta asociacion, por rescatar todo lo que un dia se habia perdido, pordarnos todo su calor, apoyo y cariño desde el momento cero, porque sin vosotros nada de esto hubiera sidodo posible,GRACIAS DE TODO CORAZON.
Y por ultimo, a ti Miguel, porque lo estas haciendo muy bien, porque no tires jamas la toalla, por que sigas por este camino que un dia decidistes tomar y por que aunque no es facil es el acertado y creo que merece la pena.Siempre nos tendras a tu lado a tus niños y a mi para darte esos pequeños empujones que te hagan tirar para hacia adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario