martes, 3 de abril de 2012

MAS DE LO MISMO

MÁS DE LO MISMO
En el mes de Marzo se han celebrado dos, por falta de una, la fiesta de la primavera, aunque primaveras no hay nada mas que una. Al grano, según apunta el concejal de Seguridad Ciudadana, Trafico y Transportes
del ayuntamiento de Jaén, las dos convocatorias de las fiestas son ilegales, y si así es, por que las permiten, no solo la 1ª, también la 2ª.
Ahora quieren buscar responsables, responsables de que, de que los jóvenes se diviertan, o de que ensucian el recinto ferial. Yo creo que hay otras responsabilidades  que buscar, por que se sigue permitiendo que los menores acudan al botellón, que los camellos sigan haciendo su agosto, que las tiendas de los alrededores sigan poniendo en las aceras los reclamos para que compren las bebidas y así hacer una buena caja sin pensar en el daño que están fomentando entre los menores y los jóvenes, que los padres también tenemos nuestra parte de culpa por no preocuparnos de estas movidas sabiendo lo que allí se mueve, y sobre todo sabiendo  las consecuencias que trae el consumo abusivo de bebidas alcohólicas y mucho mas en los adolescentes.
Por otro lado, cuando leo en la prensa que  a habido una cantidad bastante elevada de casos de intoxicación etílica, unas cuantas peleas sin mucha importancia, traumatismos, heridas producidas por arma blanca o con un cristal, que varios jóvenes son trasladados al hospital y luego a continuación sale diciendo el concejal que no hubo que lamentar daños mayores, ni incidentes de mayor envergadura. Y yo me pregunto, que tiene que pasar en el botellón para que a las cosas sele de importancia pues de seguir así  los incidentes del botellón abra que compararlos con los accidentes de autocares o de trenes por la cantidad de heridos.
Por que no repasamos las leyes autonómicas que las hay para estos casos, pues en otras ciudades las están aplicando, y en otras no esta permitido el botellón.
A los jóvenes se les da la oportunidad de disolver la concentración sin llegar a ser multados. En el caso de que pretendan seguir con la botellona se les retira las bebidas y se les denuncia por un incumplimiento de la ley andaluza 7/2006, que entró en vigor hace cinco años y castiga con sanciones de entre 150 y 300 euros prácticas como consumir alcohol en la calle. La ley también contempla multas para jóvenes que, aunque no consuman bebidas espirituosas, formen parte de una botellona y por tanto pueden alterar el descanso de los vecinos.
También valoro la buena intención de la asociación de alcohólicos rehabilitados ALJAMA, por intentar  que los jóvenes tomen conciencia de los peligros que conlleva el consumo excesivo de alcohol y otras sustancias, pero creo que no es el lugar ni el momento.
Lo  lamentable de todo esto es , que no nos acordamos hasta que no pasa una gorda, pues pensemos que el problema esta ahí durante todo el año, pues si no le ponen remedio pronto, seguirá siendo MAS DE LO MISMO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario